Denunciamos la falta de respeto a Hondarribia y su Alarde

Si en algo estamos de acuerdo es que, después de casi 20 años, ninguno de nuestros altos “responsables” ha articulado solución alguna a las demandas del pueblo de Hondarribia. ¿Es que nadie en la administración, comisiones y subcomisiones o expertos internacionales trabaja? Es muy seguro que sí, aunque sospechamos que una y otra vez llegan a una conclusión poco conveniente: en Hondarribia tienen razón por defender su identidad cultural y sus tradiciones. Y no es porque lo diga la ley o existan sentencias al respecto, es porque es de lógica.

Parlamento Vasco enmienda trasaccional 27042016 miniatura

Por qué se nos insta desde el Parlamento de todos -al que recordamos que votamos como ciudadanos de pleno derecho- a “gestionar nuestro Alarde en un clima de normalidad” y al mismo tiempo parece obviar que, a instancias de un oportunismo político y por presiones del lobby, año tras año se nos impone desde Interior (ahora Seguridad) una manifestación minutos antes y sin otro fin que tensar el ambiente. ¿Es esto lógico? ¿Esto ayuda? ¿Estas son las fórmulas a las que se apela para resolver el supuesto conflicto? La desmemoria asusta, pero para eso están las hemerotecas. ¿Qué pasó cuando esto no ocurría así? ¿Cuándo no se concurría ni en espacio ni en tiempo?

En Hondarribia respetamos y defendemos como nadie los derechos de hombres y mujeres, sus opiniones, sus sentimientos y formas de ver y entender el Alarde. Y condenamos sin paliativos cualquier expresión o actitud de violencia machista. Y es que este no es el problema.

Instamos a la cordura de las instituciones y a dejar que sea cada persona, y cada colectivo, en el ejercicio de sus plenos derechos, quien convenza al pueblo. Con honestidad y sinceridad.

Exigimos respeto. Alarde Fundazioa ni promueve ni promoverá nunca conductas que supongan faltas de respeto o de consideración hacia ningún colectivo, por contrario y beligerante que este sea. Se deja el alma en organizar el Alarde que desea Hondarribia, en un clima beligerante impuesto desde la sinrazón de la administración y aportando soluciones para rebajar la tensión buscada por otros. Pregunten. Infórmense.

El Parlamento parece desconocer que lo que hay sobre la mesa no es otra cosa que imponer a Hondarribia 3 dogmas de Fe:

  1. Un Alarde igualitario donde la mujer participa no solo como cantinera, sino que lo pueda hacer en cualquiera de los roles.
  2. Un Alarde Público, dominado y dirigido desde instancias públicas -en este caso el Ayuntamiento. y, por ende, dirigido desde la política.
  3. La desaparición de cualquier expresión de identidad cultural -del Alarde- que no pase por acatar todo lo anterior.

Hoy el pueblo no demanda otro Alarde que el que ya tiene. Nítidamente expresa que aborrece una manifestación que se impone en defensa de los derechos de la mujer. ¿Mujeres contra mujeres? Hay alguien que no está entendiendo nada. Nuevamente les instamos a informarse y acercarse a conocer la realidad de nuestro pueblo -también sus votantes-. De todos. No de unos pocos.

Suplicamos si hace falta para que, por fin, alguien del Parlamento o de otras instancias vengan a obtener de primera mano información. No tengan miedo. Algunos de sus emisarios ya nos han sondeado. Saquemos a la luz sus conclusiones, ¿no les parece? ¿Resultan incómodas?

Podrán pisarnos. Podrán detenernos. Podrán seguir agrediéndonos. El Alarde seguirá. Somos un pueblo Noble, Leal, Valeroso, y muy siempre Fiel. Y no nos doblegamos bajo ningún yugo, por poderoso que este sea. Aprendan. Sean humildes. No equivoquen el tiro. No tienen más que abrir los libros porque esto es serio.

Lo hemos demostrado antes y ahora. Y tenemos toda la fuerza para seguir así.

Y es que,

#HERRIAKDUHITZA

Parlamento Vasco enmienda trasaccional 27042016

Boletín

Mantente informado de las novedades, noticias y eventos relacionados con Alarde Fundazioa y el Alarde de Hondarribia.

Apuntarse al boletín

Revista Titibiliti

17

Último número de la revista titibiliti

 

Envíanos tus fotos y vídeos

Son momentos especiales y queremos vivirlo desde todos los ángulos.

Más información